Vengo a contaros una experiencia de lo más enriquecedora, en esta ocasión hablaremos de la espeleo-fotografía.

Conozco a muchos enamorados de esta materia, las cuevas y la fotografía completan un equipo muy interesante y es por eso que muchas personas están realizando grandes trabajos en este sentido.

Os muestro el gran trabajo de dos amantes de la espelo-fotografía, grandes referentes en España que comparten con todos sus experiencias dentro de las cuevas.

Jose Angel Izquierdo

“Desde hace años pertenezco a un club de montaña, creado por amigos, con los que, entre otras actividades, practicamos la espeleología. La espeleo, siempre me ha atraído mucho como actividad, pero cada vez que entraba en las cuevas no paraba de imaginarme en cada tramo con mi cámara para reproducir toda esa belleza, y que yo luego contaba a mi salida, y que ademas mi imaginación no sería nunca capaz de igualar. Es cierto que la práctica de la espeleo con amigos es prácticamente incompatible con la espeleo “creativa”, y es que pocas veces conseguí convencer a mis compañeros para posar en algunas salas. Siempre era transportar el equipo de cueva tras cueva, sin poder plasmar lo que veía. La fotografía requiere paciencia y sobre todo tiempo, y más en las cuevas, donde existen muchos factores que hay que tener en cuenta. No solo la ausencia de luz, sino también a la orografía del terreno, las inclemencias como el frío, humedad e incluso el propio cansancio hasta que llegamos al lugar deseado.
En mi afán por conjugar dicha actividad y la fotografía, navegando por la red, me topé, con espeleofoto.com, y me di cuenta de que había más gente con la misma inquietud, y así conseguí casar mis 2 pasiones. Dentro del grupo de EspeleoFoto.com, encontré a Roberto F. García, que con su gran experiencia tanto espeleologíca como en fotografía me hizo sentirme como uno más.
Poco a poco, fui haciendo realidad mis deseos, y cada vez que entraba en una cueva, dedicaba un buen rato a observar y observar, para ver como podía plasmar en mi cámara esa belleza en plena oscuridad. A veces hay que hacer largos recorridos y trasportar mucho material para poder llegar al lugar deseado. La oscuridad y en muchos casos las inclemencias, como el frío y la humedad, hacen que se compliquen las cosas, pero al final el resultado compensa.
Como fotógrafo, me siento privilegiado de ser de los pocos que tiene la posibilidad de acceder a otros paisajes diferentes a los que estamos acostumbrados a ver, y como persona, allí dentro me siento diminuto y a la vez afortunado de poder mostrar al resto de la gente esos paisajes diferentes.
Pero lo que si que tengo muy claro, es que la foto no la hago yo sólo, sino que es una labor de equipo, tanto de la gente que participa en espeleofoto.com como del resto de grupos o amigos que nos acompañan, y que si ellos no sería posible realizar nuestros sueños.
Nos vemos en las profundidades, y sino yo te la mostraré….”

Adrián Vazquez Fernandez

Espeleólogo antes que fotógrafo a pesar que observando mi trabajo parezca lo contrario. La espeleología, esa ciencia/deporte levanta una especial pasión entre todas las personas que vivimos su magia. Quedan pocos sitios por explorar en nuestras montañas, casi todas las cumbres han sido colonizadas, pero sin embargo existe un mundo subterráneo por descubrir. Es una forma de evadirse de lo cotidiano y poner a prueba tus capacidades tanto físicas como psicológicas. Un mundo complicado y hostil, pero de belleza sobrecogedora y de buenos valores como el compañerismo y la amistad.
Dicen los veteranos que cuando una persona entra en el mundo de la espeleología y siente la llamada de la oscuridad la sentirá toda su vida. Cuando atraviesas la corteza terrestre utilizando una simple cuerda y la oscuridad se apodera de todo, tu cuerpo queda completamente suspendido en el vacío y es una sensación difícil de explicar con palabras. La búsqueda del conocimiento nos ha impulsado a los espeleólogos combatir contra difíciles pruebas y luchar contra grandes dificultades, pero todos compartimos que queremos llegar hasta el final del misterio.
La documentación de estos mundos subterráneos es una de las principales motivaciones que impulsan a los espeleólogos a estudiar las cuevas. En mí caso opte por el mundo de la fotografía y es mi forma de documentar las cavidades, mostrando la belleza que esconde el subsuelo y el trabajo que los espeleólogos desarrollan en las cuevas. No es tarea fácil pero sin lugar a duda gratificante. Quedan muchas cuevas por descubrir y muchas cuevas por documentar y seguiré esforzándome para llegar lo más lejos que pueda, dando luz a esa oscuridad eterna siempre acompañado y siempre compartiendo esta afición.
Por desgracia en algunas ocasiones hay cuevas de fácil acceso, donde entran personas de dudosas intenciones y destrozan el patrimonio que muchos intentamos proteger. Las formaciones fuera de las cavidades no tienen valor ninguno, dejar como están las cosas y disfrutar del lugar. Si queréis llevaros un recuerdo siempre podéis hacer una foto y todos podremos seguir disfrutando de estas maravillas que nos ha dado la madre tierra.
La espeleología es un auténtico mundo, que en ocasiones puede convertirse en una parte importante en la vida de una persona. Doy fe de ello…

Sin duda dos fotógrafos a los cuales admiro por su trabajo y constancia sobre el descubrimiento y documentación fotográfica en los mundos subterráneos,. Estos dos amigos son personas a las cuales respeto mucho y por supuesto intento aprender de su técnica y experiencia.

MI PRIMERA EXPERIENCIA

Después de ver trabajos y reflexiones así es difícil resistirse, me ha empezado a picar la curiosidad sobre este tipo de fotografía, y sin duda alguna la culpa de este interés la tiene un paisano de Lorca. Adrian Noguera es un enamorado de la naturaleza y en la actualidad trabaja de guía de montaña impartiendo todo tipo de cursos prácticos. Yo lo definiría como “un tío de monte”.  Adrián conoce todas las cuevas, sus rincones y dificultades y era la persona más adecuada para empezar a conocer este mundo tan diferente.

Todo estaba listo para empezar…

Decidimos comenzar por una cueva que por respeto a la filosofía de los amantes de la espoleo no diré su nombre. Esta aventura la iniciamos Adrian Noguera, Man púa, y yo.

Me sorprendió mucho el control y la grandes medidas de seguridad que había que respetar en este tipo de sitios. Y creo que es por esa razón por la que la gente le gusta este tipo de lugares. Son escondites naturales y si no vas preparado y formado todo se convertirá en un acto de irresponsabilidad. Por esa razón pienso que la compañía de Adrián ha sido todo un regalo, me sentí de lo más cómodo a su lado, todo lo hacía mucho más fácil y estoy seguro que ha sido la principal razón para que haya quedado encantado con esta gran experiencia.

Decidimos empezar a disparar fotografías una vez hubiésemos alcanzado la parte más profunda que era en donde aparecía el lago subterráneo. Adrián me comentaba que se hacia mucho submarinismo en esas aguas y que enlazaban con el mar. Daba realmente mucho miedo pensar que alguien tenga la valentía de meterse en esos lugares, pero siempre hay gente enamorada para todo y así debe seguir siendo.

EXIF: 40s de exposición, f/2,8, ISO 800

Iluminación de relleno frontal e iluminación de linterna submarina filtrada con celofán azul, proyectada bajo el agua.

_MG_1342

Yo como es natural disfruté ya solo en la puerta de entrada, la verdad que pasé un día entero alucinado, disfrutando, observando y preguntando a Adrián y Man Pua.

Cuando llegamos al fondo el escenario era impresionante, un lago subterráneo apareció de la nada y como os podéis imaginar yo no daba crédito.

Sacamos algunas fotografías desde diferentes ángulos y el resultado nos dejó muy satisfechos a todos.

EXIF: 10s de exposición, f/2,8, ISO 800

Flash de relleno en la cavidad donde se sitúa el modelo, iluminación de linterna del modelo sobre el agua e iluminación con linterna submarina filtrada con celofán azul.

_MG_1347

En la segunda planta otra maravilla, una cavidad llena de pilares de estalagmitas y estalactitas.

EXIF: 10s de exposición, f/2,8, ISO 800

_MG_1370

Los esquemas de iluminación dentro de una cueva no son muy sencillos, hay que intentar dar información a los modelos pero sin descuidar las formas a su alrededor.

Iluminación principal por la derecha e iluminación a contra por la izquierda detrás del modelo.

EXIF: 10s de exposición, f/2,8, ISO 800

_MG_1376

Luces principales y de relleno son las claves para mostrar un lugar con toda su justicia.

EXIF: 10s de exposición, f/2,8, ISO 800

_MG_1378

Un lugar increíble para mi. La primera vez que conozco este mundo subterráneo y ya me ha dejado enganchado.

Sentí un montón de cosas en torno a la fotografía, disfruté como un niño colocando los flashes en lugares estratégicos para captar todo el potencial del lugar, una experiencia realmente increible.

Adrian Noguera me regaló este viaje por los mundos de la oscuridad e intenté trabajar todos los rincones con la mayor justicia posible.

Las pendientes en este tipo de lugares son algo que me gusta mucho, se iluminan con dificultad pero son muy agradecidas.

Iluminación de flash por derecha e izquierda dejando zonas en oscuridad para dar protagonismo a la pendiente del lugar.

EXIF: 10s de exposición, f/2,8, ISO 800

_MG_1386

Llegando al final del viaje.

Iluminación de flash por la izquierda, flash de relleno por la derecha.

EXIF: 10s de exposición, f/2,8, ISO 800

_MG_1392

Los retratos de los modelos los realicé con mi linterna preferida, y utilizando un ejercicio de iluminación muy sencillo.

Adrián Noguera, el jefe de la expedición, un gran maestro posando en su mundo.

_MG_1396

Man-Pua retrato, satisfecho por la experiencia.

_MG_1399

Toda una experiencia que no conocía, y quiero seguir trabajando la espeleofotografía, me parece un mundo increíble y que me sirve para despejarme bastante.

Pronto volveré con más fotografías en las cuevas, y prometo intentar hacer nuevas iluminaciones, pero eso será en un futuro.

Primero tengo que hacer algún curso de descenso vertical, rapen y esas técnicas que desconozco bastante.

Con el tiempo iré evolucionando en este mundo que me parece increíble.

_MG_1401 copia

 

Nos vemos en la oscuridad.

By | 2017-08-10T17:48:00+00:00 21 junio 2014|Relatos P.L.|Sin comentarios

Deje su comentario