Hola amigos, vengo ha contaros dentro de este relato, uno de los muchos ejercicios que voy desarrollando en mis salidas nocturnas. Se trata del personaje de las placas, ectoplasma que ha tenido una repercusión en España y  America muy importante.Lo más necesario es que la pintura de luz sea cada día, más reconocida por todos.

Siempre he sentido esa necesidad de compartir la técnica, con la única intención de defender una pintura de luz compleja y participativa. Y es eso mismo lo que seguiré haciendo hasta que las fuerzas me acompañen.

El mundo de las placas es muy especial para mi. Son personajes diferentes, ectoplasmas que no tienen piel ni ojos. Son espectros visibles pero creados de la nada. Los hace especiales el hecho de no ser humanos, en este personaje no hay personas debajo, ni maquillajes, ni estilismo, tampoco van caracterizados a la perfección, son solo creaciones con luces, y es eso lo difícil de conseguir en una fotografía de pintura de luz.

A continuación os muestro algunos ejemplos de la transformación de una placa.

No vale dejarla dibujada, hay que darle vida, y si para eso tienes que repetir unas cuantas veces el ejercicio, tendrás que sacrificarte y culminar la noche con un trabajo que para ti sea impecable, esa es la idea, crear para disfrutar.

Desde siempre he tenido esta filosofía con la pintura de luz, con el tiempo aprendes que esta técnica no te servirá de nada si no te introduces en su mundo de una manera paciente y respetuosa, de lo contrario, nunca llegarás a ser feliz realizando fotografías de pintura de luz.

EL TRABAJO.

1º Ejercicio.

Me encontré este árbol perdido en el monte y me gustó tanto que rápido pensé en dibujarle una placa solitaria.

Otra de las ventajas de trabajar en casa los personajes para conseguir un control casi total es, que sin darte cuenta obtendrás una técnica tal, que no te dará miedo improvisar porque tendrás la suficiente confianza para darle vida a cualquier rincón.  Y así funcionó este trabajo, “aquí te pillo, aquí te mato”.

Como siempre que realizo una fotografía, me puedo tirar observando los resultados en la cámara mucho tiempo, y eso fue lo que pasó en este resultado…

_MG_9352

La torre no me disgustaba pero quizás la placa tenía poco protagonismo. No me gusta conformarme con cualquier cosa, y siempre termino repitiendo sin ningún problema el ejercicio porque se que se puede mejorar.

Además había otro tipo de problemas que tampoco me gustaban. Se notaba el borde de la placa de rayos x, y además se adivinaba mi silueta luchando contra el contra de la luna.

Yo sabía que estos errores se podían limar con un poco más de técnica, realizando el trabajo más rápido.

La iluminación del árbol la realicé con linterna y dirigiendo la iluminación por sus ramas, esto fue otro error porque era complicado equilibrar todas esas luces, rápido te das cuenta que lo mejor es rellenar con luz de flash, pero de una manera sutil y con una exposición controlada.

2º Ejercicio.

Solucionado el problema de la iluminación del árbol, no puedo decir lo mismo del personaje, esto es un churro en toda regla.

Esto suele pasar mucho, pero siempre quiere decir lo mismo, ” o te concentras o te llevas una patada en el culo”, así de simple.

Hay que entender que en esta técnica, debes estar siempre atento en todo momento, la concentración es lo más importante, si descuidas eso, estás perdido y tus fotos te lo demostrarán.

Este es un claro ejemplo.

_MG_9355

La placa tiene la cabeza deformada, además aun es visible la forma de la placa en el cielo. Se sigue viendo mi silueta pintando al personaje de contra, por lo que seguimos cometiendo los mismo errores.

Para pintar una placa de una manera correcta debes tratar siempre de acomodar al personaje a cualquier lugar. En este caso ese tronco abandonado tenía una forma muy interesante para acariciarlo con la textura de la placa. El manejo del hilo de luz es muy importante, y siempre hay que pintarlo de una manera suave sin quedarse parado mucho tiempo en el mismo sitio, pero tampoco paseando el hilo a lo loco, digamos que un termino medio sería la manera correcta de su utilización.

3º Ejercicio.

Arreglado el problema de la deformación de la placa, aun son evidentes los mismo errores que en los trabajos anteriores. La composición de la fotografía necesita de mucha más técnica a la hora de pintar el personaje.

En estas circunstancias en donde tenemos la luna detrás de la escena, es importante trabajar con mucho control, y eso se define en hacer las cosas rápido y con decisión. El problema estaba en que permanecía mucho tiempo de pie para definir al personaje por la rama del árbol, dejando a la larga exposición hacer el resto.

_MG_9356

Obtener este tipo de resultados también es muy normal, esta técnica no es fácil, hasta la fecha, a nadie se lo he escuchado decir. Son muchos los detalles que tienes que tener en cuenta, y si encima decidimos enfrentarnos a la luna de contra, las posibilidades de obtener este tipo de resultados “no válidos” aumenta.

Así es la pintura de luz, una técnica desagradecida para muchos y súper gratificante para otros. Yo por mi parte, prefiero introducirme en el encuadre con herramientas de luz en las manos y obtener una creación que ha salido en su totalidad de mi imaginación y mi expresión corporal.

4º Ejercicio.

Un problema menos, ya hemos evolucionado con respecto a los trabajos anteriores, mi silueta ha desaparecido y eso es una buena señal. El cráneo de la placa casi no se nota, por lo que aun necesita mejorar un poco ese dibujo.

_MG_9358

El encuadre ha variado bastante, acercándome mucho más al personaje para resaltar su textura y forma.

En mi opinión el encuadre está mejorado así, aunque el aire que se observa por la derecha, es justo el que pide la izquierda para terminar de mostrar la cola de la placa. Seguro que en el próximo trabajo todo coincide y acierto.

TRABAJO FINAL.

He modificado el encuadre, y he conseguido destacar mucho más al personaje que está centrado y acompañado de la luna.

La placa tiene un dibujo suave pero destacando en algunas zonas con tonos blancos más fuertes que otros. Esta textura es la que más me gusta conseguir en las placas, ayuda mucho un cuerpo pintado así de contrastado.

14

El contorno de la placa ha mejorado mucho, ya no es tan evidente por lo que me doy más que satisfecho con un trabajo así.

Por eso siempre comparto con la gente que para sentirse un verdadero pintor de luces en la oscuridad, tienes que demostrar que las repeticiones de ejercicios continuos en busca de la foto perfecta no son algo que te pueda llegar a molestar.

Recuerda que es el único camino para ser cada día mejor fotógrafo de pintura de luz. Si te convence cualquier cosa y ya vas con la idea de utilizar herramientas de programas de edición digital cuando llegues a casa, tu te lo pierdes…

Y claro que si, este trabajo lleva una edición fotográfica, consiste en una variación mínima de Brillo y contraste, esas son las herramientas que utilizo en mis fotos, lo demás es trabajo y esfuerzo delante de la cámara.

Si tuviese que hacer un pequeño resumen de este relato sobre las placas, diría:

No es difícil iluminar una placa, solo necesitas una linterna como esta, una placa de rayos X, y el hilo luminoso que más te guste.

Lo realmente dificil es darle vida a un personaje con herramientas de luz, y de la nada que aparezca un ser de otro mundo. Llegar a la conclusión de que con una placa y una linterna, puedas llegar a crear una forma de luz que parece tener vida. No necesitas modelos, no necesitas a nadie que te ayude, solo necesitarás unas pizcas de tu imaginación y el respeto a la pintura de luz.

Larga vida a las placas del Niño de las luces.

No podía faltar la foto de recuerdo de la noche con todos los compis. Esta serie de fotografías las realicé una noche de tantas en las que salimos unos cuantos amigos murcianos ha disparar unas fotografías. Lo dicho, Pepe, Antonio, Enrique, Pascu, Nelaco, un abrazo a todos amigos, vosotros bien sabéis que siempre que nos vemos disfruto un montón de todos, os quiero mucho.

_MG_9371

Nos vemos en la oscuridad.

By | 2017-08-10T17:47:59+00:00 23 octubre 2015|Relatos P.L.|Sin comentarios

Deje su comentario