fbpx

Hola amigos, aquí os  traigo una nueva historia realizada en Tabernas, ( Almería ) en el famoso desierto invadido por negocios de Western, en donde se hace complicado encontrar un lugar que no sea propiedad privada. Los negocios pensados para el turismo se han desarrollado de una manera muy acelerada gracias al pasado de este desierto, allí se rodaron muchas películas muy famosas de vaqueros. El pasado vivido allí es una garantía para el lugar, dudo mucho que con otra fuente de ingresos el desierto de Tabernas tuviese mayor interés por la gente. Negocios por todos los rincones del desierto y pocas localizaciones que poder visitar para fotografiar sin pasar por caja.

De todos esos lugares tenía localizado un rinconcito muy conocido en el mundo de la fotografía. Se trata de unos cuantos árboles y casas de madera construidos en su momento con la intención de crear un lugar «gancho» para los visitantes y que con el tiempo ha quedado abandonado a su suerte. Es una propiedad privada pero sin estar vigilada ni cercada, es sencillo llegar hasta ella, el único inconveniente es que tienes que dejar el coche justo a la orilla de la carretera.

Me acompañó mi gran amigo Beto y juntos disfrutamos de una noche de fotografía pura y dura. Tuvimos algunas condiciones adversas con el tiempo, hacía bastante aire y encima la temperatura era muy baja, por lo que rápido nos tuvimos que poner en movimiento para no congelarnos en el desierto de Tabernas. Mi amigo Beto se perdió en el lugar y yo empecé a trabajar diferentes formas de luz que llevaba en la cabeza para esa localización.

Los fantasmas eran los personajes que más me convencían en el entorno, un lugar abandonado y lleno de personajes translúcidos que podrían dar vida de una manera diferente a esta localización tan especial.

LAS CONDICIONES DEL CIELO

Debido a las condiciones del cielo sabía que no iba a ser fácil dar con la meteorología adecuada para moldear mi idea, tenía ilusión en eso ya que el día era nuboso, pero una vez llegamos al sitio todo cambió. De Murcia a Almería desaparecieron todas las nubes y quedó un cielo limpio acompañado de una luna llena en todo su esplendor, condiciones nada buenas, era necesario tener nubes en el cielo para rellenar la parte superior de las composiciones y en ese sentido me fastidió bastante mi idea inicial.

PARAMETROS FOTOGRÁFICOS

Calculé que unos 230 segundos de exposición era un tiempo interesante para poder realizar al menos 5 o 6 personajes en todas las fotografías. Observando la iluminación de la luna todo se convertía en puro cálculo para no retrasarme mucho e iluminar los fantasmas y a la vez que la luz de la luna hiciese el resto.

Decidí utilizar diafragmas cerrados (f/9) para obtener una luminosidad acorde al escenario, (teniendo en cuenta el tiempo de exposición). Los suelos eran muy claros y con poca vegetación y todo se iluminaba con la luz de la luna, esto no me gustaba del todo ya que soy un enamorado de las oscuridades y con luna todo se rellenaba de luz con mucha facilidad, el suelo de la localización adoptaba demasiada luz y eso me incomodó bastante.

_MG_2993 copia

Comienza la serie con una reflexión. Estoy contento con el resultado final, satisfecho con todo el trabajo, pero sobre todo me siento orgulloso de ser una persona comprometida con la pintura de luz. Entiendo que a la gente no le gusten mis trabajos, agradezco de todo corazón a todos los que que disfrutan con ellos, pero sobre todo mi intención es defender siempre la verdadera pintura de luz.

Esta técnica se diferencia de otras en muchas cosas, uno puede iluminar y crear algo de la nada con sus propias manos y sin depender de nadie. El personaje del fantasma es un gran ejemplo de lo que hablo, está iluminado debajo de esa sábana blanca y obteniendo resultados diferentes en exposición, aportando en los personajes formas diferentes entre ellos y nunca siendo iguales. Muchos personajes no han quedado del todo correctos, a otros se les ve mi cara, algunos se ven demasiado y otros no se aprecian casi. Amigos, esto es pintura de luz y en este tipo de trabajos el más mínimo error se paga muy caro.

Después puedes llegar a casa y dejar un trabajo perfecto con PS, o puedes hacer una edición mínima para aportar contraste y aprender de los errores. Solo te pido que hagas lo que hagas siempre intentes ser mejor fotógrafo de pintura de luz y olvidarte de posibles arreglos mágicos con PS.

Analiza todas tus fotografías, encuentra un porque de los fallos e intenta memorizarlos siempre en tu mente para que nunca vuelvan a ocurrir. Solo de esa manera llegarás a crear verdaderos personajes con luces y utilizando tus manos como herramienta. Solo así, día a día te convertirás en un gran fotógrafo de pintura de luz.

Con esta reflexión intento expresar la complejidad que tiene esta técnica y lo arriesgada que es. En este mundo de la fotografía nocturna las cosas son diferentes, y quiero quedarme aquí, retando a la oscuridad a crear formas de luces con mis propias manos y saboreando los grandes virtudes de la pintura de luz.

Si te gusta la pintura de luz y has soportado ya la parrafada que has leído, seguro aguantarás hasta el final toda esta historia. No te vas a arrepentir de leer estas lineas, seas bienvenido de nuevo a mi pintura de luz, una técnica que amo y disfruto en cada fotografía, y este relato lo vas a poder comprobar.

Trabajo 1º

En la primera fotografía de la serie se pueden ver 8 fantasmas con una textura translucida, este era el aspecto más importante que desarrollé dentro de este trabajo y lo que más me importaba dentro del mismo.

Era importante dibujar un personaje con una textura NO blanca y si de un toque de luz muy suave para que incluso se solapase con el fondo. Ese era el gran reto de esta serie, personajes a modo de fuerzas espirituales son piernas, brazos y por supuesto cabeza.

Este tipo de dibujos los llevo trabajando mucho tiempo pero creo que con ese toque de luz tan suave quedan muy apropiados. Los fantasmas tenían que ser fantasmas en todas sus versiones.

286 s, f/9, Iso 200

1 copia

La luz de la luna en esta ocasión aportó cosas buenas y malas. Después de casi 300 segundos de exposición, esa iluminación se ve más que evidente incluso en las sombras del suelo marcadas por las ramas del árbol. La luna rellenó de una manera acertada las texturas del árbol y a la vez iluminó demasiado el suelo al ser de color claro. Un punto intermedio hubiese sido interesante pero no cabía otra posibilidad ya que necesitaba ese tiempo exacto para realizar los dibujos de los fantasmas.

 

Trabajo 2º

Intenté cuidar al máximo todos los encuadres y este no me disgusta del todo, el único pero que le veo es que debido al ángulo del árbol con respecto a la luna se crea demasiada oscuridad en su tronco. Esto lo hubiese podido haber rellenado con una iluminación artificial pero no me di cuenta hasta verlo en otras fotografías que os mostraré más adelante. Digamos que era un reto el encuadrar todas las zonas interesantes de esta localización salvando la carretera que cruzaba con mucho tráfico, a veces tenía que modificar el encuadre pensado, para que no apareciesen las trazas de los coches al fondo. Si hubiese mostrado trazas de coches dentro de estas historias no hubiesen tenido nada de coherencia y ese error no lo podía cometer.

266s, f/9, Iso 200

2 copia

Cierto es que por esa razón me perdí algunos encuadres más potentes, también es cierto que con el tampón de clonar hubiese solucionado el problema de la carretera de una manera muy sencilla, pero lo que está claro es que cualquier encuadre no es válido para todos, y como mi intención es ser cada vez mejor fotógrafo de pintura de luz, deberé adaptarme para conseguirlo de la manera que sea.

 

Trabajo 3º

Esta fotografía muestra muchas cosas, algunas pueden parecer un error, otras las encuentro de lo más impresionantes.

Si empezamos observando con detenimiento los dos personajes del primer plano, rápido se nos va la mirada a los rostros que hasta ahora nunca habían aparecido. Si, es mi rostro iluminado en el ejercicio de iluminación y fue un descuido cuando me eché la sábana por encima no tapando lo suficiente para no mostrar mi cara dentro del personaje. A mi no me disgusta para nada, sin duda este tipo de descuidos forman parte de esta gran técnica y todo se podría resumir sacando una conclusión:

«Tengo que poner aun más concentración en todo».

«La próxima vez no solo deberé calcular las posiciones de los fantasmas para que ninguno le quite protagonismo al otro, además de nunca enseñar la linterna a la cámara porque aunque parezca raro, todos los personajes de esta serie están iluminados con una linterna ( no hay otra manera posible ). Si después de tener en cuenta todo eso, te encuentras con dos rostros semiocultos, te puedes sentir muy contento con tu resultado».

222s, f/8, Iso 200

3 copia

Los personajes que aparecen sobre las paredes de piedra era algo con lo que contaba desde el principio y tenía que afrontar ese riesgo. Es un gran riesgo trabajar con efectos solapados en los personajes , pero tenía que asumir otro reto nuevo para conseguir mostrar estos fantasmas de la manera más inquietante.

Por otro lado no puedo dejar pasar un gran detalle que se esconde al fondo. Puedes observar un fantasma dentro de una puerta ( el que está escondido en la oscuridad ) y descubrirás la diferencia que hay de formas y texturas. Es más que evidente que estos personajes no actúan de la misma manera bajo la luz de la luna o sobre la oscuridad. Esto brinda al personaje una cualidad muy especial que siempre intentaré aprovechar al máximo jugando en la oscuridad o bajo la luz de la luna.

Así de grande es la pintura de luz, de una sola fotografía es posible sacar un millón de detalles que aumentan mi interés sobre esta técnica y me motivan para disfrutar de los resultados y aprender con el tiempo.

La pintura de luz es tan diferente, solo tienes en la cabeza el descubrir un mundo que exige de una expresión corporal perfecta para dar forma a seres creados con una simple sábana y tu linterna. Si hablamos de participación directa dentro de un trabajo fotográfico, la pintura de luz no tiene rival.

 

Trabajo 4º

El mayor problema que se me presentó al hacer los personajes fue mostrar un orden y que entre ellos se diferenciasen con facilidad.

Os puedo asegurar que he intentado muchas veces solapar varios personajes y que no se quedasen así de ordenados, pero el resultado no me gusta.

Decidir pintarlos así de separados y sin solapes es algo nada fácil pero es algo que dentro de esta técnica está a la orden del día. Si prefieres hacer dibujos con un respeto en las medidas y que todo quede ordenado, te ahorrarás muchos problemas, pero a la vez el cálculo que tienes que hacer es mucho más complejo.

Para crear esa simetría entre los personajes basta con ponerte detrás de la cámara e imaginar la posición de todos, la cosa cambia cuando te situas dentro del escenario y eres tu quien debe mirar a la cámara. El truco de las piedras lo he utilizado varias veces, solo tienes que perder un poco más de tiempo y poner una piedra a modo de guía, para que una vez disparada tu fotografía, te sitúes justo en esa marca, de esa manera nunca te equivocarás.

251s, f/8, Iso 200

4 copia

Pero en esta sesión no utilicé esas piedras como guías, por lo que tuve que prestar mucha más atención, de esta foto podría destacar ese aspecto, los personajes están ordenados, y casi todos guardan la misma distancia.

Concentración es la palabra clave, en este tipo de fotos si no te centras al completo en el trabajo, lo más posible es que cometas muchos errores.

 

Trabajo 5º

Esta es foto es de esas que la trabajas con todas las consecuencias, no es la típica foto que vas a asegurar desde el principio, ese personaje a la izquierda solapado con la pared de piedra así lo muestra.

Sabiendo el efecto que iba a conseguir decidí hacerlo así para buscar nuevas sensaciones con estos personajes. Estoy muy acostumbrado a pintar los fantasmas sobre fondos oscuros, y viendo como transcurrió la sesión, estaba convencido de que al ver el resultado me iban a producir muchas dudas. No me equivoqué mucho, cuando vi el resultado me tiré analizando el efecto un buen rato, al final decidí incluir esta fotografía dentro de la serie por una razón muy importante para mi.

Pretendo siempre en mis fotos mostrar un lugar real combinado con pintura de luz. Si imaginas esta escena en una realidad virtual, imagina como quedaría ese personaje solapado con la pared…

Así es como me gusta imaginarme mis fotografías y consciente de eso, así fue como trabajé la fotografía.

Quise experimentar ese reto, mostrar un fantasma así de poco definido es posible que lo puedas observar como un fallo, pero para mi no lo es, yo imaginé el mismo efecto que estás observando, por lo tanto me siento muy contento.

264s, f/8, Iso 200

5 copia

Una buena prueba que muestra la intención absoluta de la posición de todos los personajes es el que está situado a la izquierda del todo. Había un hueco entre el marco de esa puerta de piedra que dejaba ver un poco de oscuridad al fondo, era el lugar perfecto para situar otro de los fantasmas y que al menos se pudiese apreciar la cabeza del mismo.

Este es otro ejemplo de la dificultad de este tipo de fotografías, todos los fantasmas están en esa posición por una razón, el azar y la suerte divina no caben dentro de la pintura de luz. así de simple.

Trabajo 6º

La luz de la luna hizo todo el trabajo en el ambiente. El cálculo previo en todas las exposiciones estaba controlado para un número determinado de personajes, de esa manera me facilitaba mostrar esa información necesaria para darle textura al suelo. Este fue el dilema con el que me encontré en todas las fotografías, no necesitaba un suelo demasiado expuesto pero si que aportara profundidad a la escena. En todas las tomas se quedaba al límite  al ser tan claro pero a la vez necesitaba esa exposición para que incluso las sombras de los árboles se quedasen marcadas en el suelo.

291s, f/9, Iso 200

6 copia

Si te fijas en el tercer personaje por la izquierda y en el primero de la derecha se puede observar un pequeño defecto en las cabezas, esto suele pasar cuando se ilumina uno mismo, aparte de que no ves nada, el ejercicio de iluminación se realiza en dos movimientos diferentes, es necesaria para poder cambiar la linterna de mano en ese ejercicio. SI te mueves lo más mínimo en ese cambio obtendrás un resultado parecido a lo que está mostrado en este ejemplo.

Trabajo 7º

El mismo encuadre que la foto de presentación pero un ejercicio diferente. En esta ocasión dibujé 7 personajes bien definidos y situados con sus respectivas medidas de separación.

Así es como me gusta trabajar mis fotografías, ese orden total en los personajes estará bien o mal planteado pero es lo que voy buscando, y observando el resultado estoy de lo más contento.

La iluminación de la luna aporto la luz suficiente para darle forma y texturas al árbol que se mostraba con una fuerza que me llamó mucho la atención. Los árboles de esta localización tenían algo especial y en ocasiones me quedaba embobado mirándolos.

224s, f/8, Iso 200

7 copia

Otro de los detalles que siempre hay que tener en cuenta para realizar estos personajes es el grosor del fantasma. Si te descuidas mucho y no prestas atención en mantener el cuerpo lo más elevado vertical posible, en ocasiones obtendrás personajes como el que se puede observar en los extremos izquierdo y derecho. No es que sea un error, no lo considero así, pero si es verdad que en ocasiones ese efecto se aprecia mucho más en personajes que parecen obesos, y aunque no tiene nada de raro, si le quita algo de estética al personaje.

Volvemos de nuevo con los rostros, en esta fotografía se puede ver alguno, pero es algo que cuento con ello siempre, es un detalle que advierte de que esto es pintura de luz autoiluminada, cualquier error, por mínimo que sea, se podrá observar en tu resultado.

Trabajo 8º

Último trabajo de la serie y utilizando una pequeña iluminación artificial de relleno en el árbol. Decidí aportar un poco de luz de linterna porque dibujaba unas sombras muy fuertes sin textura y eso me incomodaba un poco.

Ocho personajes iluminados con una sábana blanca, trabajados con mis manos y separados con orden. Así es mi pintura de luz, trabajos en solitario y maquillados a mi antojo.

227s, f/8, Iso 200

8 copia

Resumiendo esta serie de trabajos, podría decir que me siento más que contento, el fantasma es un personaje complejo, necesitas un cálculo máximo, y tu concentración siempre debe estar alerta.

Conociendo la dificultad de toda su elaboración y llevando una idea previa desde casa, se podría exclamar ¡Prueba superada!.

Si aun no has realizado nunca una serie fotográfica, sea de lo que sea, te animo a intentarlo, sentirás un placer muy especial al acabar ese trabajo, y cambiarás tu manera de ver tu fotografía. En ese momento te olvidarás de la técnica, será tu mente quien decida como viajar por tu mundo, y disfrutarás de un proyecto que ha sido posible gracias a tu compromiso y esfuerzo.

El personaje del fantasma ha causado un interés especial sobre la gente, muchos son los que ya lo trabajan y eso solo me hace sentir mucha felicidad, ya que es una de lo pocos personajes que sin necesitar un modelo para dibujarlos tiene un resultado aceptable.

Hay personas que les gusta este personaje, eso quiere decir que transmite, pero no es sencillo llegar a conseguir algo así. En España se podrían contar con los dedos de las manos los personajes realizados  en los que NO se ve un modelo caracterizado o maquillado. Conseguir un personaje sin la ayuda de nadie y sin la necesidad de utilizar un vestuario importante es complicado, y por eso quiero seguir investigando y produciendo efectos así, creo sin duda alguna tiene más mérito. Deseando estoy cruzarme con personajes de este tipo en nuestro país, y lo digo con todo el corazón, echo de menos formas creadas con la creatividad del fotógrafo y que lleguen a convencer, cosa que no es nada sencilla.

Es aquí donde se puede apreciar otra de las pequeñas fisuras de la pintura de luz, la impaciencia de la gente. Son muy pocos los que trabajan en casa, estudian los efectos, toman notas, investigan en nuevos experimentos, declinan otros tantos, reducen sus herramientas a 5 o 6 como mucho. Todo esto no suele hacerlo la gente que salen a la calle sin practicar nada en absoluto, y claro, en una noche, o baja Jesucristo del cielo y te ayuda o lo tienes muy complicado. La pintura de luz no se anda con tonterías en este sentido, si no estudias antes en casa un trabajo, olvídate de poder obtener un gran resultado que te haga sentir satisfecho.

No me refiero a que no sea bueno salir a la calle a tirar fotos sin más, muchos lo hacen y yo conozco a bastantes. Me cuentan que salen para divertirse, desconectar un poco de su rutina y disfrutar con amigos de algún bocata acompañado de una buena cerveza. Todo esto es más que estupendo y gracias a la diversión que te brinda la pintura de luz muchas personas han vuelto a encontrar su camino utilizando la fotografía como instrumento.

Es algo que sin duda ha ayudado mucho a la expansión de esta gran técnica y espero que con el tiempo sean muchos más.

Las iluminaciones a modelos se han puesto de moda, esto beneficia a todos a la hora de captar nuevos fotógrafos para que conozcan la pintura de luz porque llega a ser muy atractivo el resultado. Trabajar fotografías con modelos es algo necesario para coger técnica y control con la utilización de las herramientas de luz, considero que es un ejercicio bastante sencillo si utilizas la herramienta adecuada.

Las escenas con modelos son algo bueno para la pintura de luz, es algo que no se puede discutir, y quizás sea tan potente esa moda que muchos olvidamos que existe otra técnica mucho más participativa y por supuesto interesante. Esa es también mi intención seguir creando personajes de la nada realizados con mis manos e integrarlos en mundos de pintura de luz, estoy seguro que con el tiempo la gente entenderá que esta opción es igual o mucho más válida que la comodidad de darle con una linterna a un modelo caracterizado.

No tengas miedo a meterte debajo de una sábana. No temas a no tener todo controlado bajo esa sábana, si tu control con las luces te hace sentir seguro, todo es cuestión de concentración y mucha paciencia. Solo así podrás ubicar a estos seres donde creas necesario.

Recuerda amigo, estudia la técnica y practica sin parar con la intención de encontrar siempre algo diferente.

Empieza trabajando y emulando tus fotos preferidas, después con el tiempo, será tu cuerpo quien te pida la creación de algo que lleve tu firma, si no sientes esto, lucha por encontrarlo.

Nos vemos en la oscuridad

 

Por |2017-08-10T17:48:01+02:009 enero 2014|APRENDE|Sin comentarios

Deja tu comentario